ATENCIÓN. ATENCIÓN NUEVA VERSIÓN DE JAVA AL CAER

¡¡NOTICIA IMPORTANTE!!
22-03-2018

Si usas Lexnet escritorio, no actualizar a java 8.161 ya que de momento no se llevan bien.

En cambio si usas el lexnet de siempre, puedes actualizar java y así no tener problemas con otras páginas que usan java y dan problemas si no estás actualizado por ejemplo sedejudicial.


Programas para LEXNET (aquí)

6 jun. 2013

Necesito un cerrajero ¿a quién llamo?


Hoy sin más no podía entrar en casa. La cerradura se negaba a hacer lo que se supone hace todos los días: girar un par de veces y que se abra la puerta. Pues hoy nada de nada, ni rezando ni haciendo calentamiento de llave ni cualquiera de los trucos de internet. Que mala leche grrrrrr

Por mucho que lo intentara esa puerta no se abría y la mano empezaba a doler y el miedo a romper la llave y fastidiarlo del todo. La resignación me hizo parar y pensar en llamar a un cerrajero. El problema no era llamar a uno, porque la calle estaba llena de esas malditas pegatinas multicolores, lo que me frenaba era la leyenda urbana sobre los cerrajeros: abusos en sus métodos de trabajo y el importe final del rescate uffffff

Probé suerte llamando al seguro por si lo cubría y el milagro surgió: sólo cubre la apertura de la puerta pero no el cambio de bombín: oe oe oeeeeeeeeeeeee oe oeeeeeeeeeeeeee

Al poco tiempo se puso en contacto conmigo Ricardo (el cerrajero) y acordamos una hora de llegada para que yo pudiera realizar unas gestiones urgentes. En unos pocos minutos consiguió abrir la puerta, sin destrozarla, tan sólo unos toques mágicos y voilá: puerta abierta. Hicimos varios simulacros y me dijo que no había que cambiar el bombín. El alivio fue total y la tranquilidad que me transmitía hizo que me recordara mi propio trabajo: lo más importante es el trato humano y no sentirse engañado.

Cuando una persona me llama para que le resuelva un problema, yo como técnico, le pongo toda mi atención y mis conocimientos para darle una solución y que sea en el tiempo más breve posible.

Hoy Ricardo (el cerrajero) me ha atendido tal como yo esperaba: poniendo toda su atención y conocimientos en resolver mi problema y en el espacio de tiempo más breve posible. Yo había estado casi 1 hora intentándolo y él con un toque mágico lo ha resuelto. Impresionante.

A partir de este momento cuando vaya a necesitar un cerrajero, llamaré al seguro y preguntaré por Ricardo y si no lo cubre le llamaré de todas formas porque me ha inspirado confianza y en la época que estamos viviendo necesitamos que nos transmitan confianza y seguridad y saber que no nos van a aplicar tarifas abusivas aprovechando nuestro momento de vulnerabilidad.

Su nombre es Ricardo Rodríguez y su teléfono es: 661 788 984
seguro: línea Directa